Mujer caolín o volcánica: lo que significa no ser blanca en España - Lucía Mbomio
404
post-template-default,single,single-post,postid-404,single-format-standard,bridge-core-2.4.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive

Mujer caolín o volcánica: lo que significa no ser blanca en España

Solo te das cuenta de que eres el culo del puchero cuando puedes mirarte en un espejo. A eso lo llaman «toma de conciencia».

Yo creo que cuando nacemos somos puro barro, informe y maleable. Pertenecemos a la Tierra y salimos del suelo que mojan y pisan para uniformarlo, así que en nuestra andadura comenzamos romos. Luego, la vida hace las veces de torno y los diferentes sistemas de opresión, entre los cuales se encuentra el racismo, golpean, cual cincel, y dejan muescas no solo en quienes los padecen sino en los que los sostienen o, simplemente, les ha tocado estar en el lado bueno, en el de los dibujos bonitos y las cenefas.

Solo te das cuenta de que eres el culo del puchero cuando puedes mirarte en un espejo. A eso lo llaman «toma de conciencia» y, básicamente, es cuando entiendes lo que significa no ser blanca en la sociedad en general y no solo en tu casa, porque en el círculo de amor y confianza, a la gente no se le llama por su color sino por su nombre. A veces, pasan años hasta que te atreves a ver tu reflejo, de hecho, hay gente que jamás lo hace y que vive feliz así, puesto que es mejor creerse el asa de la jarra de barro, siempre útil y siempre en el centro.

Leer artículo completo en SMODA

No Hay Comentarios

Publicar un comentario